Cynthia Cabrera – Te Espero

Cynthia Cabrera – Te Espero

La hora decisiva había llegado para el Maestro. Bajo intensa agonía pedía fuerzas al Padre para soportar. Decidió también encontrarse una vez más con sus discípulos, pero… los halló profundamente dormidos: «Simón, ¿estás dormido? ¿No pudiste velar conmigo ni siquiera una hora?» (Mr 14:37, NTV).

Tales palabras vinieron con ímpetu a mi mente una mañana tranquila mientras preparaba algo para desayunar. El día anterior había prestado atención a un sinfín de asuntos, pero ni tan solo cinco minutos pude apartar para orar. Como Pedro y el resto de los discípulos, yo también estuve dormida, tan concentrada en cuestiones temporales propias del día a día que ignoré por completo el tierno llamado a la oración que mi Padre celestial con insistencia me dirigía.

Sin duda, son difíciles los tiempos que se viven. El desafío que supone portar una fe viva se acrecienta. Sin embargo, con cuánta facilidad «dormimos» cuando deberíamos estar velando. Así, en medio de nuestro fatal descuido, la compasiva voz del Maestro se vuelve a imponer: «Velen y oren para que no cedan ante la tentación…» (Mr 14:38, NTV).

Que cada oyente entienda que hay un llamado divino

Quiero, con esta canción, hacer eco de las palabras de Jesús. Que cada oyente entienda que hay un llamado divino que nos convoca con urgencia a la oración y comunión con el Cielo. Que no son momentos para acomodarse en el espacio atractivo de un mundo que pasa, sino de buscar con ansias la voz orientadora de Dios sobre las cosas que permanecen. Quiero que la promesa divina de salvación, aquello que «ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente ha imaginado» se haga realidad en la vida presente y futura de cada creyente. Sí, Dios nos espera, ¡corramos a su encuentro!

Mi principal objetivo es testificar de mi Salvador mediante su Palabra Viva expresada con los más finos acordes y melodías, que en todo tiempo y lugar el mensaje de Dios llene el pensamiento de hombres y mujeres ayudándolos a vivir en armonía con su Creador.

Se inició en la música en el 2002, a los nueve años, y aprendió con rapidez piano y guitarra.


Logró ingresar en la Escuela Vocacional de Arte en el 2004 y se graduó en el 2008 como estudiante destacada de guitarra clásica. A los dieciséis años integró, como pianista y una de las cantantes principales, su primer grupo musical. Tiempo después ingresó en la Orquesta Musical de Occidente de las Asambleas de Dios en Cuba, de la cual aún forma parte como tecladista, guitarrista y cantante. En el 2018 comenzó a desarrollarse como cantautora y hasta la fecha acumula más de treinta obras musicales en las que predominan géneros internacionales como: balada, balada pop, pop rock y bachata, aunque también destacan obras en merengue, funky, reggae, góspel, bolero y salsa. En medio de un tiempo de oración y motivada por la lectura de Esdras, particularmente el capítulo 3, sentí la necesidad apremiante de la restauración de la vida de comunión con Dios.

Al igual que el pueblo que regresó del exilio se juntó como un solo hombre para restaurar el altar y los diferentes elementos de su culto, la cristiandad de hoy precisa reconstruir las bases de su vida de adoración. Así surgieron las primeras melodías, y la letra, de esta canción: Restaura el altar, un llamado a la vida cristiana auténtica, a vencer la
superficialidad de una fe nominal regida por convencionalismos y la formalidad del rito.

Cynthia y su esposo Roberto Fernandez son dos intelectuales de la música y la letras Cristianas su esposo ha escrito numerosos artículos y libros y colabora con otros profesionales para ayudarlos a registrar y publicar obras cristianas. Las obras cristianas como la música  son un diamante perdido dentro de Cuba que estos dos grandes Ministros ayudan a rescatar.

REDES SOCIALES

● Youtube
https://youtube.com/channel/UCpUsjhceQwZsL4PYMMxfX2w
● Instagram
https://www.instagram.com/p/CKN5iFylrDh/?utm_source=ig_web_copy_link
● Telegram
https://t.me/cynthiacantautoracristiana
● Facebook
https://www.facebook.com/Cynthiacantautora/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *